El ejercicio de Dios

Si de un ejercicio se pueda hablar que sea completo y casi imprescindible en casi cualquier programa de mejora de la fuerza esas son las indiscutibles flexiones, un trabajo que no deja indiferente a nadie, aclamado y odiado a partes iguales, pero desde luego de una gran riqueza en cuanto a: activación muscular tanto intermuscular como intramuscular, control postural, consciencia corporal y variabilidad.

Activación muscular

Cuando nos empiezan a hablar de flexiones el primer músculo que se nos viene a la cabeza es el pectoral mayor (el pecho), si hemos avanzado un poco más ya nos suena el trípces (brazo) y deltoides (hombro), pero de verdad… creedme! este solo es el principio, por supuesto que si hablamos de músculos agonistas estos tres son los reyes magos, pero no podemos obviar el resto de súbditos: recto del abdomen, oblicuos (interno y externo), transverso, erectores espinales, serratos, dorsal ancho, trapecio, romboides, en general todos aquellos unidos a las escápulas, y por supuesto cuádriceps, y estos son solo algunos de los músculos que se activan siendo la lista real mucho mayor, lo importante de esto es que estos músculos no van a mejorar solo su coordinación intramuscular (la del propio músculo) sino también la intermuscular (la comunicación entre músculos), siendo mismamente un ejercicio bendito.

Control Postural

Cabe señalar que las flexiones correctamente ejecutadas son capaces de activar la musculatura estabilizadora de nuestro organismo, el famoso denominado “CORE”, haciendo que nuestra postura se vea beneficiada y por tanto nuestra correcta alineación corporal.

Consciencia Corporal

Siempre digo que la flexión bien ejecutada es un arte, ser consciente de todas las partes y que estén bien alineadas es todo un reto, incluso a veces en personas ya entrenadas se pueden apreciar pequeños desajustes, podemos resumir en cuatro los puntos que hay que ser completamente consciente:

  1. Movimiento escapular
  2. Cuidar el rango de movimiento
  3. La posición de brazos y hombros
  4. La tensión y colocación de músculos estabilizadores

Variabilidad

Las flexiones presentan un amplio abanico de posibilidades y variaciones que usadas inteligentemente pueden hacer que tu entrenamiento vaya a un siguiente nivel. Podemos orientar este ejercicio a determinados deportes, un grupo muscular, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *