V=(C+H)*A el valor del entrenador

Una de las cosas más importantes a la hora de realizar ejercicio debería ser saber en que manos te estas poniendo, en quien vas a confiar y es que llegamos a un punto donde no solo nos deberíamos llevar por lo espectacular, por la capacidad que tenga el entrenador en cuanto a marketing, correr un Ironman o hacer el pino a una mano, y es que es cierto que las habilidades deportivas son muy importante pero si solo nos dejamos llevar por lo visual estaremos cometiendo el gran error, ya no solo a nivel personal sino también de salud. El entrenador desde mi punto de vista y mi experiencia debería tener una serie de características, unas actitudes, conocimientos y habilidades específicas, por eso hoy os voy a intentar hacer una aproximación a lo que deberíais demandar.

Víctor küppers establece una fórmula para saber cual es el valor de una persona, la cual es:

V=(c+h)*a

El valor es igual al conocimiento más la habilidad por su actitud

Es aquí donde quiero empezar la reflexión, no voy a engañar a nadie, lo más importante es la “a” (actitud) que multiplica, esto en un entrenador es esencial, alguien que te motive a seguir, a alcanzar tus objetivos, tus metas y que lo haga con ilusión, por resumir un entrenador necesita tener en su actitud:

En cuanto a las habilidades, lo que más hay que tener en cuenta es que trabajamos con y para personas, seres humanos con todas sus características por lo que en el repertorio de habilidades de un entrenador tiene que existir:

El conocimiento de un entrenador debería ser una verdadera tormenta de información, y si bien es cierto que no somos expertos en una determinada rama de conocimiento tenemos que ser integradores, ya que vuelvo a recordar nos relacionamos con personas que desean satisfacer o mejorar una cierta capacidad física, por eso en los entrenamientos tenemos que incluir:

Cultivar dicha ecuación no es nada sencillo y más en cuanto a entrenamiento, esto es un proceso que demanda años, experiencia y práctica constante. Muchas veces solo nos dejamos llevar por la actitud de una persona, si es que cuando te encuentras con alguien “eléctrico” la reconoces al instante, es cierto que la “a” multiplica pero sin valor de lo que va entre paréntesis las habilidades y el conocimiento siempre se quedará en nada, 0 por 1000000 siempre será 0,

Vamos tan rápido que no vemos lo esencial, si es que ya lo decía Antonie de Saint-Exupéry en su obra: “solo con el corazón se puede ver bien, lo esencial es invisible a los ojos. En ocasiones tendríamos que aprender a parar, reflexionar sobre lo que queremos para nuestra salud y vidas.

Ahora la decisión es vuestra si os vais a dejar llevar por las primeras impresiones y lo bonito o si queréis demandar profesionales capacitados que llevarán vuestro entrenamiento y salud a otro nivel.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *